10 Consejos para una vida larga, plena y saludable

Todo el mundo quiere mantenerse sano y en forma el mayor tiempo posible.

Llevar un estilo de vida saludable, es el paso más importante que puedes dar.

Los factores más importantes son la nutrición, el ejercicio, la relajación y el sueño, la renuncia a los tentadores venenos estimulantes y una actitud positiva hacia la vida.

Un estilo de vida consciente aumenta tus posibilidades de mantenerse en forma.

Aquí hay 10 consejos importantes sobre lo que tú puedes hacer para mantener tu salud y calidad de vida durante mucho tiempo:

 

  1. Nutrición adecuada será el primer paso insustituible.

 

No hay nada más importante para mantener la salud que una dieta saludable. Una dieta saludable es lo que cuenta:

Al menos cinco porciones de frutas y hortalizas al día, preferiblemente crudas, en todos los colores y variedades

Productos lácteos como yogur y queso todos los días.

Pescado una o dos veces por semana.

Muchos aceites vegetales y carbohidratos, incluyendo muchas legumbres.

Para  los productos de cereales, lo mejor es elegir la variedad de granos enteros e integrales.

Poca carne y grasa, también prestar atención a las grasas ocultas en, por ejemplo, salchichas y productos acabados.

Usa  sal y azúcar con moderación.

Todo esto no sólo preserva nuestras funciones vitales y  nos proporciona energía, sino que también fortalece el sistema inmunológico.

 

  1. Bebe en cantidad importante, líquidos naturales.

La falta de agua daña el organismo humano: Como el agua no sólo es una parte importante de las células del cuerpo, sino también el componente principal de la sangre, la sangre ya no puede fluir adecuadamente si bebemos muy poco.

El cuerpo entero responde  peor, el rendimiento cerebral y la capacidad de concentración disminuyen.

Los calmantes adecuados para la sed son el agua, el refresco de frutas o el té de hierbas. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) recomienda que los adultos beban al menos dos ó dos litros y medio  de líquido al día.

Si bien hay estudios que cuestionan la moda de forzarse a beber cantidades importantes de agua sin ganas. No todos somos modelos profesionales que deben hidratar su cuerpo de una forma especial, debido a su actividad.

 

  1. Movimiento regular y diario ¡por favor!

Los deportes de resistencia regulares son buenos para el cuerpo y mente y son la mejor manera de poner el cuerpo en forma y el organismo al día. El deporte ayuda a fortalecer las defensas del cuerpo, reduce los síntomas de estrés y previene las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, el sobrepeso y la osteoporosis. Incluso el rendimiento cerebral  está influenciado positivamente.

 

Todo tipo de actividad física contribuye a tú bienestar: El mínimo para mantenernos en forma es media hora de ejercicio ligero de cinco a siete veces por semana.

Pero nunca es demasiado tarde para empezar con los deportes. Incluso aquellos que sólo comienzan en la vejez se benefician prácticamente de inmediato de los efectos positivos.

La vida actual es demasiado sedentaria, son demasiadas las horas que bien por trabajo o por actividades diarias permanecemos sentados.

Tenemos que ponernos como un hábito ineludible diario una cantidad determinada de ejercicio. Tampoco se trata de apuntarse a un gimnasio o estar todo el día con ropa deportiva sudando, sino realizar pequeños ejercicios que compensen la tendencia de la vida moderna a la inactividad.

 

  1. Mucho aire fresco y luz y menos RRSS desde casa o la oficina.

El oxígeno despierta los espíritus de la vida y moviliza las defensas del cuerpo.

Por lo tanto, incluso en invierno, intente tomar  todos los días al aire libre.

Otro efecto positivo si nos quedamos fuera: Obtenemos más luz, lo que también mejora nuestro estado de ánimo. A la luz del día, se libera la serotonina, un mensajero nervioso, que ilumina el estado de ánimo.

Incluso con mal tiempo es mucho más luminoso en el exterior que en las habitaciones cerradas. Además, la luz es importante para la producción de vitamina D, indispensable para unos huesos fuertes.

También desde la terraza podemos consultar y seguir conectados o ver la televisión o jugar a la consola.

 

  1. Relajación para la compensación del estrés diario.

El estrés, el ajetreo y el estrés psicológico minan la resistencia; las alteraciones en el equilibrio de tensión y relajación pueden conducir a enfermedades psicológicas y físicas graves.

Así que a más tardar cuando el estrés y el ajetreo toman las rienda, es hora de cambiar a una velocidad inferior.

Técnicas de relajación como yoga pueden ayudar a recuperar el equilibrio y la serenidad.

O simplemente pequeñas y sencillas técnicas respiratorias.

 

  1. Un sueño suficiente y regular será nuestro mejor aliado.

El sueño es una necesidad básica que debemos satisfacer tan regularmente como la comida y la bebida.

Es la base indispensable de la vida y el requisito previo para el desarrollo, el bienestar y la salud. Durante el sueño, el metabolismo se cambia a una velocidad inferior, mientras que los mecanismos de reparación funcionan a toda velocidad.

El sistema inmunológico, la digestión, el sistema cardiovascular, el sistema nervioso y el cerebro necesitan dormir para regenerarse. Por ejemplo, estudios recientes muestran que las personas que duermen muy poco regularmente tienen un riesgo mucho mayor de sufrir un ataque cardíaco.

 

  1. Ejercicio cerebral activo.

«Moverse, trae bendiciones»

Este dicho se aplica no sólo a nuestro cuerpo, sino también a nuestra mente.

Al igual que nuestros músculos, el cerebro también quiere estar ocupado, pero en actividades positivas y controladas.

Si las células grises no se mantienen en plena forma, se degradan. Por el contrario, el cerebro puede ser entrenado como un músculo. Para mantenerse en forma mentalmente, las células grises necesitan entrenamiento diario.

  1. Riesgo para la salud debido a las drogas estimulantes.

Fumar es perjudicial para la salud: ¡cada cigarrillo!

Sin embargo, nunca es demasiado tarde para dejar de fumar, incluso después de años de adicción a la nicotina, sus beneficios para la salud.

Después de 10 años de dejar de fumar, el riesgo de cáncer de pulmón vuelve a ser comparable al de los no fumadores; después de 15 años, el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El consumo moderado de alcohol no suele ser perjudicial; si se consume con moderación, puede tener efectos positivos. Sin embargo, debe permanecer con un vaso pequeño y varios días sin alcohol por semana, ya que no hay consumo de alcohol sin riesgo.

 

  1. Relaciones saludables y a poder ser reales y presenciales.

Te guste o no, todo el mundo formamos parte de una red de relaciones.

El éxito de las relaciones interpersonales es un factor importante para la calidad de vida y la salud mental y física.

Relaciones vivas y plenas. Éstas comienzan con una relación sana consigo mismo y con la vida.

De echo, la falta de relaciones sociales y/o la soledad es un elemento de riesgo independiente de un primer infarto o ictus, asegura un estudio publicado en la revista Heart.

Los profesionales de la salud deberían empezar a considerar la soledad como un factor de riesgo independiente para la enfermedad cardiovascular al mismo nivel que otros considerados más tradicionales, como fumar, beber, hacer ejercicio, etc. Estas son las conclusiones de un estudio coordinado por Christian Hakulinen, de la Universidad de Helsinki (Finlandia).